Desde hace 10 años, existe una variante de la fotovoltaica tradicional que está revolucionando el mercado. La fotovoltaica flotante, que está permitiendo aumentar la producción de electricidad mientras se reduce la evaporación del agua y se preserva la tierra. Al igual que en la fotovoltaica tradicional de tierra, la energía solar flotante proporciona electricidad a la red con la particularidad de que lo hace mediante placas instaladas en flotadores sobre masas de agua.

 

¿Dónde podemos aplicar el sistema?

El sistema puede aplicarse en zonas que tengan agua, pero no en ríos, dado que sus corrientes son muy fuertes. Lo idóneo es en cuerpos de agua quietos y no salados.

Hay que tener presente también que no tenga un impacto negativo en la naturaleza. Por ello, se tiene que tener en cuenta el tamaño máximo de la superficie a cubrir, dado que no se puede cubrir toda, porque reduces la cantidad de oxígeno en el agua y el sol que le llega, impactando en la vida marina existente.

No obstante, en la mayor parte de balsas artificiales no se quiere que exista vida marina y el sistema reduce la proliferación de algas y microorganismos.

 

Principales interesados en este sistema

Las principales industrias interesadas son las del mundo agrícola. España tiene más de 70.000 balsas de irrigación, más de acumulación de agua, que se utilizan por las comunidades de regantes o por agricultores privados.

En general, cualquier industria que tenga como parte de sus necesidades utilizar agua en su proceso de producción como la industria extractiva (lagos de relave) o las hidroeléctricas.

Para la instalación en aguas residuales, hay que hacer un análisis caso por caso del tipo de contaminación. Sin embargo, en muchos casos, el agua no es lo suficientemente buena como para evacuar a un río, pero no es tan tóxico como para afectar a la estructura del sistema flotante.

 

Energía solar flotante vs fuentes tradicionales de energía

La fotovoltaica flotante no aparece como un sustituto a las fotovoltaica terrestre, sino que se presenta como un producto extra en el sector de la energía.

Donde hay restricción de suelo, la energía solar flotante es más eficiente. Es un sistema que aplica mucho más en zonas donde la restricción de tierra es muy relevante o donde el coste de retirar esa tierra o cortar árboles no se pueda permitir.

En España, cada vez toca ir más lejos de los núcleos urbanos y buscar terrenos mucho más amplios, lo que no es fácil de encontrar. En cambio, en el sistema flotante, sí existen cuerpos de agua que están más cerca de los núcleos urbanos, donde hay conexiones disponibles para que la electricidad que se genere se meta dentro de la red eléctrica.

La energía solar flotante se convertirá en un segmento de la industria de renovables. No en un producto puramente sustitutivo. Ya hay estudios muy importantes en Estados Unidos que estiman que la energía solar flotante llegará a representar un 10% de toda la energía del país; el gobierno de Singapur tiene un plan para que a finales de 2030 un tercio de la energía del país se produzca solamente con este sistema; o la India ha lanzado un plan muy agresivo para que, de aquí al 2022, se instalen 10.000 MW de energía solar flotante.

 

Coste de las instalaciones flotantes

Los números, cuando estás hablando de grandes plantas, son muy similares a los de instalaciones terrestres, teniendo en cuenta el coste total de la vida de una de estas plantas (30 años) y los beneficios totales, si bien el coste de construcción es más alto, los costes de mantenimiento son más baratos.

En cuanto al tiempo que se tarda en amortizar la inversión, puede ser entre 7 a 10 años, dependiendo de si el cuerpo de agua es tuyo o lo vas a desarrollar, si pagas por el agua y cuánto estás gastando por el mantenimiento de los químicos por la proliferación de algas.

 

Principales problemas

El principal es la reticencia que existe y la falta de conocimiento. Como humanos tenemos temor al cambio, pero hay que arriesgar apostando por esta nueva tecnología, que está demostrado que es factible.

Después hay alguna serie de retos, pero que ya están resueltos, cómo hacer una estructura que te permita variaciones en los niveles del agua; cómo garantizar que la instalación es una instalación segura; el mantenimiento, la limpieza… no es lo mismo estar pisando la tierra que estar pisando el agua.

También hay cuestiones medioambientales a tener presente. No es lo mismo un cuerpo de agua que un lago natural, ya que este no permite cubrir extensiones amplias.

Por último, encontramos la incertidumbre que genera sobre la duración: si va a durar 25 o 30 años. No hay ninguna en el mundo que tenga más de 11 años.

 

3 beneficios sobre la fotovoltaica tradicional

La energía solar flotante aporta tres grandes beneficios:

El primero es la generación de la electricidad. Se genera energía renovable solar, que, de media, el mismo panel solar puede llegar a producir entre un 10% y un 15% más de electricidad por el efecto de evaporación y refrigeración del agua. Por otro lado, este tipo de plantas se pueden poner, en general, más cerca de donde se necesita el consumo.

El segundo beneficio es la preservación del agua, al reducir cerca de un 80% la evaporación.

Y el tercer beneficio es la preservación de la tierra, porque permite al propietario mantener toda la tierra para su uso original. Por ejemplo, un agricultor que tiene un viñedo no se verá en la disyuntiva de tener que decidir entre destinar una parte de su terreno para cultivo o para montar un sistema de placas solares, lo puede destinar íntegramente al viñedo. Esto es importante, porque aun disponiendo, a día de hoy, de terreno para hacer la instalación, es apostar por inmovilizar esa tierra durante 25 años con un parque solar. Y en esos 25 años no podemos atisbar cuál será el valor futuro del terreno o del negocio. En cambio, al hacerlo dentro del agua que ya posee, no tiene que tomar esa decisión, tendrá la tierra disponible y tendrá su instalación solar.

 

Si quieres saber más sobre este tipo de energía no tienes más que ponerte en contacto con nosotros. Desde Binoovo Solar ofrecemos una variación a nuestros String Combiner Box (Acumuladores de strings) para poder implementarlos en sistemas de energía solar flotante. La capa extra de poliéster que aplicamos a la parte superior de la envolvente permite reducir los efectos de la radiación solar directa y optimizar así su funcionamiento. Te aportaremos una solución integral y personalizada. ¿Conectamos?