Las fuentes renovables de energía están cada vez más extendidas debido a sus múltiples ventajas, ya que su impacto medioambiental es mínimo, frente a las energías convencionales. Pero además, se ha optimizado tanto su coste que hoy estas fuentes de energía constituyen un recurso sumamente rentable. El sector fotovoltaico se encuentra en estos momentos a la vanguardia de las energías renovables. 

Como todos sabemos, el principio fundamental de las plantas fotovoltaicas y termosolares es convertir la energía solar en energía eléctrica mediante un campo solar de colectores que pueden ser de tipo panel fotovoltaico estándar o de alta concentración, discos sterling, paneles cilíndrico-parabólicos entre otros, cuyo rendimiento varía en función de la tecnología utilizada.

En 2040 se espera que las energías renovables, lideradas por la eólica y la fotovoltaica, supongan un 40% del total.

Ya vimos en uno de nuestros anteriores post como cada vez más la tendencia se dirige hacia grandes parques fotovoltaicos, con una capacidad de generación eléctrica cada vez mayor, como es el caso de la mayor planta del mundo, situada en la aldea Bhadla, en Rajastán. Es la mayor planta tanto en extensión, con un área que cubre en su totalidad 5.800 Hectáreas, como en potencia, con una producción máxima de 2.250 MW, según la publicación World Energy Trade.

 

Los campos de aplicación de la energía solar fotovoltaica se están diversificando con el paso del tiempo. Debido a ello, los sistemas fotovoltaicos han de ser capaces de soportar condiciones ambientales cada vez más duras, lo que supone un reto cada vez mayor para ingenieros y constructores a la hora de elegir la tecnología adecuada para sus proyectos

Todo esto se traduce en mayores exigencias para los equipos. Y en nuestro caso, para los equipos de control y monitorización, siendo necesarios unos sistemas de control potentes y de alta eficiencia, que a la vez ocupen poco espacio en las cajas de conexión (combiner boxes).

 

 

Monitorizar o no monitorizar el parque, he aquí la cuestión

Entre los distintos equipos -paneles solares, estructuras e inversores, entre otros- encontramos equipamientos eléctricos y de protección que ayudan a distribuir la energía, pero también a proteger los equipos; y por supuesto, a obtener información valiosa de nuestra planta. Entre las distintas soluciones, encontramos los cuadros de agrupación de strings (string combiner box).  A las funcionalidades clásicas de distribución y protección también se puede incorporar, a través de un monitorizador, la monitorización de los strings, a través de su conexión a un sistema SCADA.

Muchas empresas toman la decisión de adquirir estos equipos sin la opción de monitorizar, por un ahorro de costes en el momento de la compra; sin embargo, con una visión a medio plazo, esta opción puede ser muy rentable. ¿Quieres saber por qué?

 

 

3 Ideas clave de por qué puede ser interesante para ti monitorizar tu planta

  1. Evita pérdidas de producción: ¿Has oído hablar del tiempo real y sus ventajas? Estamos seguros de que sí. El SCADA ofrece en tiempo real toda la información referente al funcionamiento, rendimiento, estado e incidencias de los parques solares incluyendo, en caso de incorporar el monitorizador a la SCB, el funcionamiento o fallo de cada string. Si el parque no está dando el rendimiento pactado o se ha averiado un equipo, lo sabrás cuando está pasando y no cuando ha pasado.
  2. Acorta tus tiempos de reacción y con ello, la gravedad de las averías e incidencias. Teniendo en cuenta la obtención de información en tiempo real, agiliza y facilita mucho las tareas a tu equipo de mantenimiento y operaciones. 
  3. Localiza fácilmente los fallos, y acude a ver qué está ocurriendo. Si además, el dispositivo es fácil de operar, te sentirás como un mecánico de fórmula 1, ¡el tiempo ya no jugará más en tu contra!.

 

 

Mantener las prestaciones, optimizando los costes, ¡fuera cables!

Entre las distintas opciones de comunicaciones, una de las tecnologías de mayor crecimiento actualmente son las soluciones wireless. Este tipo de soluciones, cada vez más robustas y fiables, eliminan costes directos asociados a la instalación como el cableado y zanjado, la reducción del tiempo de alquiler de maquinaria, entre otros. Para seleccionar la tecnología más adecuada es necesario conocer las características del parque: dimensiones, variables climáticas, elementos de conexión, etc. Que permita al equipo de ingenieros diseñar la solución más adecuada. Cada parque fotovoltaico tienen características distintivas que lo hacen único, por lo que lo óptimo es contar con una solución a medida. 

En Binoovo Solar afrontamos cualquier tipo de proyecto, independientemente de las características climáticas, orográficas del terreno, o las condiciones del proyecto más extrema. 

 

Si quieres saber más sobre este tipo de energía y su monitorización no tienes más que visitar nuestra web o ponerte en contacto con nosotros. Te aportaremos una solución integral y personalizada. ¿Conectamos?