Como os hemos contado ya en antiguas publicaciones el nitrógeno es un elemento que no reacciona con otras sustancias; por lo que es ideal para garantizar seguridad en aquellos procesos en los que se encuentra presente.

Además, es un elemento muy abundante en el medio que no requiere de sustancias químicas ni de otros elementos para generarlo y conservarlo. Por lo que es un recurso natural.

 

 

Características del nitrógeno

 

 

El nitrógeno es un elemento que no huele, ni sabe y, por supuesto, no se ve. Pero, aunque no lo notemos forma parte del aire que respiramos en un 78% (más abundante que el oxígeno y que el dióxido de carbono).

Pero su especial importancia reside en que es un elemento inerte. Eso quiere decir que no interactúa con otros elementos en condiciones naturales; por lo que previene reacciones como la oxidación o la corrosión. Esto se debe a que, por su composición química, los enlaces que unen los átomos de las partículas de nitrógeno son más resistentes a los factores externos que otros enlaces de otros elementos. Por lo que requieren de más energía para romperse y reaccionar.

 

Pero más allá de su propiedad esencial, debe de cumplir varias características para alcanzar los estándares de calidad requeridos según la industria que lo aplique:

 

Pureza

Así como el nitrógeno debe de estar  separado de otros  gases que componen el aire , también debe de estarlo de otros contaminantes. Este aspecto es fundamental. Si el elemento no está libre de contaminantes (partículas de polvo, restos del aceite de la compresión, …) no se podrá garantizar la seguridad del producto. 

El nivel de pureza del nitrógeno dependerá del uso que se le quiera dar. No es la misma pureza la del nitrógeno aplicado a la industria alimentaria que el nitrógeno aplicado a la industria de la prevención de incendios. Para esto, es esencial contar con un buen tratamiento previo del aire comprimido.

 

Almacenamiento y transporte del elemento en compartimentos estancos

 

Una vez se ha logrado que el nitrógeno cumpla con nuestros rigores de calidad, se debe almacenar a la presión adecuada; para luego ser utilizado. Para que el nitrógeno conserve su garantía de utilidad debe de estar en depósitos y transportarse en tuberías estancos, que garanticen que el elemento ni se mezcla con el aire exterior ni que fugue al exterior. Si el nitrógeno fuga al exterior es un desperdicio económico y un riesgo para las personas del entorno ya que el nitrógeno desplaza el oxígeno y pueden generarse zonas donde haya insuficiencia de aire respirable. Para ello, se utilizan tuberías que garanticen la estanqueidad, en acero inoxidable soldado en primera instancia y como mínimo en aluminio con racores que garanticen el correcto montaje. Estas garantizan seguridad y durabilidad del elemento para conservarlo en perfectas condiciones hasta su uso.

 

La consecución de estas características permite que el nitrógeno tenga un gran valor en muchas industrias diferentes, ya que mantiene los productos intactos, protegiéndolos de las agresiones externas.

 

 

Usos del nitrógeno en distintas industrias

 

Las peculiaridades del nitrógeno hacen que sea un elemento idóneo para incorporar en multitud de industrias; para asegurar resultados eficientes y duraderos. Algunas de estas industrias son:

 

Industria Electrónica

 

El nitrógeno en la industria electrónica se utiliza principalmente en los entornos de soldadura, permite prever la corrosión y el desgaste de los diferentes elementos que componen cualquier maquinaria. Se emplea, sobre todo, para prevenir la oxidación en componentes muy pequeños como soldaduras sin plomo. Además, garantiza la mejora de la integridad de las uniones gracias a la inertización.

 

Alimentación

 

En la industria de la alimentación, el nitrógeno tiene un papel especialmente relevante  para salvaguardar la vida útil del producto.

En primer lugar, mantiene los alimentos en perfectas condiciones con todas sus propiedades nutricionales y organolépticas intactas.

Por otra parte, mantiene esos mismos alimentos en las mismas condiciones durante más tiempo. Por lo que puede alargar la fecha de caducidad, y con ella, la vida útil del alimento.

Por último, en el caso de los snacks, hacen que el producto llegue de forma intacta a su destino, ya que el nitrógeno contenido en la bolsa también evita que el producto se rompa.

Sin embargo, para que este elemento se pueda aplicar a la industria alimentaria, debe de cumplir unos estándares de calidad especialmente restrictivos; para garantizar la seguridad alimentaria del producto final.

 

Industria farmacéutica

 

El nitrógeno se utiliza en la industria farmacéutica tanto en su envasado como en la producción de los distintos artículos. Esto es debido a que el oxígeno y la humedad puede provocar reacciones inesperadas e indeseadas en los productos como la degradación.

 

Industria del envasado

 

En el moldeo de plástico por inyección se usa a menudo el nitrógeno como gas auxiliar para limpiar el molde, previniendo así su oxidación. Este también se inyecta con el plástico, creando unos canales a modo de cámara de aire con nitrógeno que permiten usar menos cantidad de plástico sin reducir su resistencia.

 

Prevención de incendios

 

Para que un fuego se inicie debe existir material inflamable, junto con una fuente de combustión y de oxígeno. Como el nitrógeno ni combustiona ni tiene las propiedades del oxígeno es el elemento idóneo para reducir el riesgo de explosión.

En instalaciones de extinción de incendios en cámaras de congelados no se puede llenar la tubería con agua, ni con aire con punto de rocío superior a la temperatura de la cámara climática, porque el agua se congelaría en el interior de la tubería e inutilizaría la instalación. Para ello, las tuberías en este proceso se llenan con nitrógeno. En el momento de la apertura de los rociadores y de vaciar las tuberías, primero con nitrógeno y luego con agua, estamos haciendo una primera labor de desplazamiento de aire con oxígeno por nitrógeno para minimizar la combustión y luego la extinción con la propia agua a presión.

 

 

Como se puede apreciar, el nitrógeno cumple muchas funciones en muchas industrias diferentes gracias a sus peculiares características. Sin embargo, en muchas ocasiones no se utiliza porque crea dependencia hacia un proveedor del elemento y tiene un coste elevado de transporte.

Es por eso que Team Industrial junto con Atlas Copco apuestan por la generación del nitrógeno In Situ. Esta innovación permite que las industrias ahorren en costes, controlen la pureza del nitrógeno requerido, ganen en eficiencia y utilicen una fuente limpia para el medio ambiente.

 

¿Quieres saber más?

 

¡Estamos para resolver cualquier duda! ¡Contacta con nosotros!