Si cuando viajamos de manera particular debemos ajustarnos a las leyes de cada país, con nuestras soluciones para el control y la gestión de la planta fotovoltaica ¡No iba a ser menos! Cada SCB que entregamos debe ajustarse a la normativa que le corresponda en función del país de destino. Para ello, es imprescindible conocer esas normas. Además, debemos conocer los estándares y expectativas de calidad, para adaptarnos a las exigencias del mercado. De esta manera, podremos prestar un servicio personalizado, ajustado a las exigencias que demanda el entorno y ofrecer una solución sencilla y útil a nuestro cliente. El cumplimiento de esas normas es necesario para pasar el control de calidad y operar en el país de destino.

 

En este post te contaremos algo más sobre estas normas y las entidades que las emiten.

 

Destino: Aguas internacionales

 

Existen, de manera internacional, normas, estándares y certificaciones que regulan los parámetros de calidad para los productos que se intercambian entre diversas regiones. Todo ello para garantizar el correcto funcionamiento de los equipos y su validez en los distintos mercados.

 

La Comisión Electrónica Internacional (IEC)

 

La IEC (International Electrotechnical Commission) es una organización de normalización en los campos eléctrico, electrónico y tecnologías. Esta se organiza por más de 100 comités y más de 100 subcomités para garantizar la seguridad, fiabilidad, y la interoperabilidad de todas las soluciones eléctricas y electrónicas.
Este organismo en concreto tiene una peculiaridad, y es que está asociado con los diferentes organismos de regulación de cada país.
Entre sus más de 10.000 estándares públicos, nos interesan especialmente las normas IEC 62208, IEC 60529 o la IEC 62262, que regulan la seguridad de las envolventes y sus grados de protección según las condiciones a las que se deba someter y dependiendo de la tensión que deba soportar el equipo. Todo ello para garantizar que la protección a los elementos eléctricos se cumple. Otra norma relevante es la IEC 61727 las pruebas de interconexión de sistemas de generación distribuida a la red eléctrica. Proporciona los requisitos relevantes al desempeño, operación, pruebas, consideraciones de seguridad, y mantenimiento de la interconexión. Así como, los requisitos generales para las respuestas a condiciones anormales; calidad de potencia y el aislamiento de los sistemas de generación distribuida. Este estándar podría equivaler con la UNE-EN 61727:1996.

 

 

Destino:  Australia, EEUU y Japón 

 

De manera nacional, también se deben cumplir algunas normativas dentro del marco regulatorio de cada país. En este caso, te contamos algunas de las entidades reguladoras de los países de Australia, Japón y Estados Unidos:

 

Australia – La certificación de Cumplimiento Normativo (RCM)

 

Para operar en Australia, se debe de tener en cuenta la certificación RCM (Regulatory Compliance Mark). Esta garantiza que los productos eléctricos y electrónicos cumplen con las normas, regulaciones y estándares establecidos en Australia y Nueva Zelanda. Es emitido por la máxima autoridad regulatoria de productos eléctricos, el Regulatory Authorities (RAs) y el organismo Gubernamental Australian Communications Media Authority (ACMA).
Destacan las normas AS/NZS 4417.1 y AS/NZS 4417.2, ya que estipulan las reglas generales para el uso del certificado RCM. Estas regulan aspectos sobre la seguridad del producto.
A parte de las normas federales y estatales, existen leyes específicas del sector de la energía eléctrica en general, y de las renovables en particular. Además un proyecto a gran escala requerirá la cumplimentación con la normativa medioambiental, y la normativa relativa a los estándares de construcción.
Por último, como organismo a tener en cuenta, también está la Comisión Australiana del mercado de la energía (Australian Energy Market Commission). Esta comisión es la responsable de regular el proceso de conexión a la red mediante la normativa nacional de la electricidad, con apoyo de las leyes.

 

EEUU – La certificación Underwriters Laboratories (UL)

 

Este país ha sido donde más ha crecido la instalación de las energías renovables. A nivel nacional, debemos tomar como referencia la certificación UL. La emite la empresa, con las mismas siglas, de consultoría de seguridad y certificación Underwriters Laboratories.
En el caso de las energías renovables, esta entidad emite un certificado 1741, edición 2. Este verifica que los Inversores, convertidores, controladores y equipos del sistema de interconexión para el uso con recursos energéticos distribuidos cumplen con la normativa IEC 61727 (antes mencionada) y que están en buenas condiciones para desempeñar su función.
Sin embargo, debemos tener en cuenta que es un país que funciona por estados, donde cada uno de ellos posee una administración diferente para regular su propia normativa. 

A nivel federal, existe un Departamento de energía (DOE) que administra programas relacionados a recursos de energía, seguridad nuclear nacional, medio ambiente y ciencias. Su misión, en términos de su página web, es “manejar de la manera más eficiente la producción de energía nacional, mantener el sistema de energía sostenible”. De este departamento también depende la Oficina de Eficiencia Energética y Energía Renovable que se encarga de asegurar que el país tenga un suministro amplio y económico de energía limpia.  Así pues, también existe el Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI) que regula el desarrollo de estándares para productos, servicios, procesos y sistemas.

 

Japón – Las Normas Industriales Japonesas (JIS)

 

Este país ha promovido la energía renovable como principal alternativa a la energía nuclear y fósil. En concreto la solar por la buena radiación de la isla y para la generación de partidas a largo plazo. Entre los certificados, destacan las normas Industriales Japonesas (JIS). Estas regulan toda la actividad industrial del país. Están coordinadas por el Comité de Normas Industriales de Japón (JISC) y son publicadas por la Asociación Japonesa de Estándares (JSA).
Entre estas normas, destaca la C1010-2-32 que regulan los requisitos de seguridad para equipos eléctricos para medición, control y uso en laboratorio. También es importante la C0511-3 que regula los niveles de integridad de seguridad. Y por último la C1010-2-201 que estandariza los requisitos particulares de los equipos de control, respectivamente.
El cambio en la política energética se basa en la revisión y actualización del plan de energía básico basado en la Ley de Política Energética Básica. Por otra parte, la Ley de la Industria de Servicios Eléctricos regula el rango de kW necesarios para la notificación del plan de construcción y la inspección de control de seguridad previa al uso requerida para las instalaciones de generación de energía solar a gran escala.

 

 

Todas estas entidades y todas estas normas regulan y estandarizan la calidad de los servicios energéticos que se presten a cada país.
Desde Binoovo Solar nos adaptamos a todas las normativas para garantizar un servicio de calidad. Además, consideramos imprescindible escuchar e ir de la mano con el cliente para garantizar un servicio personalizado y que cumpla las exigencias del proyecto y las expectativas de los clientes.

¿Quieres saber más? ¡Contacta con nosotros!