En este período estival, además de aprovechar para descansar y desconectar que es fundamental (aquellos que puedan 😅), es un buen momento para abstraerse del día a día y de los asuntos inmediatos, reflexionar y tratar de centrar 2 focos del medio plazo:

🤔 Qué podemos hacer para llegar al final del año con los objetivos cumplidos.

🎯 Qué objetivos y retos nos planteamos de cara al año que viene.

 

En el primer caso se abren 3 posibles escenarios:

 

☠️ Estamos lejos del objetivo o mala previsión en los próximos meses:

 

  • Calma, a pesar de que la matanza de Texas pueda parecerte una comedia comparado con esto, no desesperes.
  • Revisa la estrategia y analiza (de forma objetiva) posibles causas de la desviación (y cómo revertirlas), tanto externas como internas.
  • Pon todo el foco en las oportunidades comerciales a corto, dedícales más recursos e implementa acciones que maximicen tus opciones de cerrarlas.
  • Habla más con aquellos clientes que no te estén comprando lo que esperabas y recopila toda la información que puedas de los motivos para elaborar acciones de mejora.
  • Haz un control más exhaustivo de los costes y gasta en las partidas prioritarias y que te puedan reportar a corto.
  • Comparte tu reflexión y conclusiones con tus responsables, y activa el plan de emergencia.
  • Puede que sea difícil cumplir, pero al menos trata de acercarte lo máximo posible al objetivo.
  • Si se confirma el desastre, al menos tratar de obtener el máximo de información posible, para que sea útil de cara la próxima planificación.

 

 ⚖️ Vamos en línea con el objetivo:

  • Después de más batallas, esfuerzo y sacrificio que Rambo acorralado, estás en números, te puedes relajar por un momento, pero lo justo, no te despistes.
  • Confirma tendencias y trata de implementar acciones que te permita mejorar los resultados por si hubiera imprevistos.
  • Estudia el porqué de la precisión en la definición del objetivo, y úsalo de base para la próxima planificación.

 

🚀  Objetivo superado o previsión de superar el objetivo con tranquilidad:

  • Coge una neverita con cerveza y/o refrescos.
  • Vete a la playa, montaña o cualquier sitio de naturaleza que te permita disfrutar del momento, en solitario o en compañía.
  • A la vuelta, reflexiona sobre cómo minimizar riesgos para garantizar la consecución del objetivo.
  • Aprovecha para tratar acciones y asuntos del medio/largo plazo.

 

En cuanto al segundo punto, te propongo:

✔️ Algunas sugerencias que pueden ser útiles para la planificación de objetivos de cara al año que viene:

 

1.      Márcate entre 3 y 5 grandes objetivos 🎯 que sean medibles y realistas.

2.      Fija entre 3 y 5 metas 🥅 por cada objetivo que te ayude a su cumplimiento.

3.      Para los objetivos cuantitativos 🔢 revisa la fiabilidad de los datos de partida y evalúa si hay algún factor que podría influir en estos para tenerlo en cuenta.

4.      Elabora un plan de acción 🗓️ trocéalo en trimestres o cuatrimestres, y define responsables para desarrollarlo y darle seguimiento.

5.      Ten previsto un plan de emergencia 🚑 por si las cosas no salen como esperas.

 

Por supuesto te ánimo a que dejes tus impresiones o que compartas tus experiencias al respecto, en público en comentarios o en privado.

Sin más, ¡¡espero que disfrutes de tus más que merecidas vacaciones!! ⛱️

Autor: Alfred Roca, KAM & Desarrollo de Negocio de Team Industrial

Si te ha gustado, ¡Compártelo en LinkedIn!