Somos conscientes de que la tecnología se ha convertido en una necesidad indiscutible para el ser humano. La tecnología nos ayuda a resolver de manera más efectiva, rápida y eficiente algunos de los problemas que día a día se presentan en nuestra vida. Hoy sin ir más lejos, nos permite hacer la compra, coordinar nuestra agenda o monitorizar nuestros hábitos ¡o nuestra fábrica!. Se usa para crear instrumentos, artefactos, utensilios y conocimientos que permiten a las personas modificar su entorno y adaptarse a él. Pero no olvidemos que, además de su perspectiva puramente técnica, es la mayor protagonista de sentirnos conectados: a nuestros compañeros, familias, amigos, a nuestro trabajo, a la información; en definitiva, a todo nuestro mundo.

¿Qué uso le das a la tecnología?

Los equipos de telecomunicación, a través de los cuales se transmite la información, han ido evolucionando y formando parte importante de nuestra vida cotidiana y profesional. En entornos industriales, sin ir más lejos, nos aportan información en tiempo real para la toma de decisiones eficaces e inmediatas. La tecnología en gran parte está siendo facilitadora de todo el control de la fabricación, de la redistribución logística, de la planificación del transporte y la coordinación médica del momento presente.

Con esta idea en la cabeza en Binoovo nos hemos puesto a reflexionar sobre qué papel plantea la tecnología en nuestra vida, el por qué la utilizamos y para qué. Con ello, queremos darte algunas reflexiones que serán útiles tanto en el desempeño de tu puesto como en tu vida cotidiana, para evaluar el papel de la tecnología en tu día a día.

Lo primero: cuestiónate. Pregúntate qué papel tiene la tecnología en tu vida. Escríbelo y revísalo. ¿Quieres cambiar o mejorar algún aspecto?.
Evalúa tus fuentes de información. ¿Me ofrecen contenido de calidad? ¿Me aportan información útil y necesaria?¿Cómo me hacen sentir conmigo mismo?
Simplifica. ¿Qué medios utilizas para seguir trabajando de manera eficiente? A día de hoy tenemos muchos medios por los cuales podemos estar conectados a pesar de la distancia que nos separa al encontramos en esta situación global. No obstante, en un mundo de tanta oferta ¿Cuáles son tus medios favoritos para desempeñar algunas de tus tareas diarias?

4 funciones básicas que forman parte de tu kit tecnológico

El uso de la tecnología -también en las plataformas que comercializamos en Binoovo-, tienen un amplio abanico de funciones que no dejan de crecer y crecer… En este post, te dejamos las 4 funciones que consideramos más importantes hoy:

  1. Informar: Es la principal prioridad. A partir de estos medios, trabajamos con datos e información, con el objetivo de obtener un resultado de ellos. O bien, para enviarlos a un compañero, o bien para estudiarlos o analizarlos y extraer conclusiones.
  2. Conectar: La conexión tiene varias dimensiones: entre datos, lo que nos permite obtener indicadores y ratios complejos con múltiples variables; entre sistemas, como máquinas y plataformas industriales e informáticas distintas que posibilitan la integración de información y acciones; y entre personas, lo que facilita trabajar con nuestro compañero en Tokio, utilizando las mismas herramientas en versión cloud. Hoy no hay barreras, ¡y menos geográficas!
  3. Monitorizar: Monitorizar es distinto de informar. La monitorización implica un constante registro de información en un tiempo determinado, sobre unos hechos concretos, que permite al usuario extraer conclusiones y aprendizajes. De ahí, conseguimos los conocidos indicadores. Monitorizamos los pasos con nuestros smartwatch y también, el tiempo empleado en un proceso, para incluir mejoras en el mismo.
  4. Aprender: Aprendemos a tomar mejores decisiones gracias a los datos. Pero también las máquinas aprenden, a través de la inteligencia artificial y el machine learning, a ser más eficientes. Además, aprendemos con todas las plataformas virtuales de información a nuestro alcance. Lo que nos permite ponernos constantemente nuevos retos y mejorar nuestros procesos internos.

La mayoría de plataformas tecnológicas, industriales e informáticas nos ayudan en estas funciones. Y además, se requiere que sean de  fácil uso y que nos permitan conectarnos a través de cualquier dispositivo. Lo único que se necesita es tener internet para poder mantenernos conectados.

La tecnología es en este momento un facilitador y una ayuda. Podemos estar aún más conectados a nuestro trabajo o las personas que queremos (amigos, familiares, etc.) gracias a las tecnologías que, cada vez más, avanzan a pasos agigantados en nuestras vidas. Disponemos de múltiples recursos para superar obstáculos, barreras y límites (también geográficos). Estamos conectados hoy, cuando más lo necesitamos.