Seguro que conoces el refrán –es mejor prevenir que curar-.

Nosotros no podemos estar más de acuerdo con él, sobre todo en el ámbito de la maquinaria industrial, donde una avería y el consiguiente parón de la producción puede conllevar pérdidas considerables.

Vamos a hablar, en concreto, de los compresores, una parte fundamental en el funcionamiento de las empresas industriales, llegando a considerarse una parte imprescindible para el 80% de la maquinaria de producción

En muchas ocasiones, no valoramos la importancia que conlleva el mantenimiento de estos, debido a que pueden dar servicio incluso hasta el último instante, antes de sufrir una avería irreparable. Pero, es esta situación justo la que pretendemos evitar. Para ello, debemos analizar periódicamente en qué estado se encuentran los compresores, nuestros medios productivos. 

 

¿Por qué fallan los compresores?

Un compresor es una máquina con piezas móviles, compuesta por elementos mecánicos, eléctricos y electrónicos. 

Como toda máquina con movimiento, está sometida a fatigas térmicas y mecánicas que, con el uso, generan un deterioro progresivo en los componentes. 

Todos los componentes eléctricos y electrónicos se diseñan para un número de ciclos determinados. Una vez superado ese ciclo, la probabilidad de fallo es mayor.

El deterioro de los componentes sujetos a desgaste suele ser el causante de averías de mayor envergadura.

 

Nuestra propuesta: el mantenimiento predictivo

Las condiciones del entorno y ubicación del compresor son totalmente influyentes en el ciclo de vida de sus componentes. Conviene realizar un mantenimiento acorde a las especificaciones del fabricante, pero adaptado a las condiciones del entorno en los componentes sujetos a desgaste o deterioro, para minimizar al máximo las intervenciones correctivas. 

El fin es tener una Efectividad Global del Equipo (OEE) óptima -del compresor-. Un objetivo alcanzable con un adecuado procedimiento de mantenimiento.

La realización de una intervención de mantenimiento planificada permite ahorrar en el tiempo de reacción: aquel que podría ocasionar el aprovisionamiento de los repuestos y la disponibilidad de técnicos para atender la intervención en el momento de la avería. 

Extrapolando tiempo a dinero, una intervención no planificada genera unos costes globales mayores que una intervención correctamente planificada.

 

Nuestro consejo es, por tanto, diseñar un plan de mantenimiento óptimo, con el fin de obtener el máximo rendimiento de tu compresor y el consiguiente ahorro de costes globales.

Para ello, no dudes en contar con nuestro equipo de técnicos de Team Industrial. Ellos, cuentan con el compromiso de avanzar continuamente, de la mano de la tecnología, aplicándola en nuestro campo con la siguiente evolución, el mantenimiento predictivo. Se busca intervenir el compresor minimizando el desperdicio de recursos, lo que deriva en beneficios para el cliente porque es menos intrusivo y más eficiente en costes y para el medio ambiente, porque se generan menos residuos.

 

En este momento, ¿Cómo puedo gestionar el mantenimiento?

Se puede mantener el control en todo momento a través de los informes de servicios periódicos, que te mantienen actualizado acerca de tu sistema. Esto será lo que te permita tomar decisiones con un conocimiento mayor sobre la capacidad de tus instalaciones de aire comprimido. 

Para ello, contamos con los diagnósticos de los sistemas de telemetría integrados en los compresores, que ayudan a garantizar un rendimiento óptimo del compresor en tiempos de distanciamiento social y reducción de costes.

 

¿Cómo funciona este diagnóstico de telemetría?

  1. El módulo de comunicaciones transmitirá los datos operativos de los compresores a nuestro centro de diagnóstico remoto, que supervisará constantemente los eventos entrantes. Esto nos permite evitar situaciones críticas en el sistema de aire comprimido y limitar el tiempo de inactividad. 
  2. Gracias a los algoritmos inteligentes, los datos entrantes se procesan, y las anomalías en las condiciones de funcionamiento se resaltarán de tal manera que nuestros analistas de diagnóstico remoto las puedan identificar rápidamente. Analizarán aún más en detalle las condiciones de funcionamiento de la instalación de aire comprimido y, si es necesario, crearán una notificación de servicio al sistema de planificación de intervenciones.
  3. El servicio de asistencia técnica de Team Industrial se comunicará con el cliente para proponer un plan de acción, que se estructurará de acuerdo con la gravedad del problema revelado. 
  4. En caso de un riesgo moderado de tiempo de inactividad, nuestro equipo de servicio de asistencia técnica se comunicará con el cliente por teléfono y le proporcionará información útil para resolver las anomalías encontradas. 
  5. En caso de un alto riesgo de tiempo de parada de compresor, nuestro servicio de asistencia técnica se pondrá en contacto con el cliente para verificar si es posible enviar un técnico con las piezas de repuesto a su fábrica, de conformidad con los procedimientos de seguridad vigentes aplicados por el gobierno.
La conectividad nos permite monitorizar de forma remota las instalaciones de aire comprimido, analizar sus condiciones de entorno y planificar acciones preventivas para mantener la producción del cliente sin interrupciones, incluso en tiempos difíciles de distanciamiento social.

 

Si algo queremos, es estar en continuo movimiento.

Por eso, te recomendamos este tipo de mantenimientos. Porque estar en continuo movimiento significa evitar parar, frenar, averiarse.

Sobre todo en este preciso instante, queremos ayudarte a mantener el control de tu fábrica y prevenir este tipo de fallos. Queremos acompañarte, aportarte seguridad y garantizar las condiciones óptimas de los compresores de tu fábrica. El fin, es que no supongan, en ningún caso, un obstáculo para alcanzar la máxima productividad.

Visita la web de Team Industrial para más información, y en cualquier caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Te invitamos a seguir el movimiento. ¿Nos acompañas?