Solo lo que se mide se puede mejorar.

Así lo afirma Peter Drucker. El uso de indicadores es necesario para toda empresa que quiera ser competitiva, pero ¿dónde centrar el foco?, ¿qué indicadores utilizar? no todos son válidos ni interesantes, por ello hay que comenzar por decidir cuáles son los indicadores requeridos para tu negocio.

Para que los indicadores sean una ayuda esencial en el diseño de las estrategia de éxito para la empresa, hay que saber medirlos y analizarlos bien.

 

 

¿Estás trabajando eficazmente tus indicadores?

Para alcanzar el éxito duradero, un negocio no puede guiarse por intuiciones sino basar sus estrategias en realidades. Pero no todos los indicadores son de interés.

El primer paso es decidir qué indicadores SMART aportan valor e información relevante sobre el negocio que debidamente analizada te permita diseñar estrategias ganadoras. No pierdas tiempo y recursos midiendo cuestiones de bajo impacto para tu negocio. Una buena definición de marcadores es clave para tomar decisiones relevantes y acertadas.

 

 

7 pasos para definir indicadores que proporcionen información relevante sobre tu negocio

1.- Identifica dónde está el problema.

Un indicador tiene que ayudarte a hacer un diagnóstico real de la situación.

2.- Diferencia qué necesitas medir de lo que realmente puedes medir.

No todo es medible ni cuantificable.

Encuentra métricas que aporten información sobre cuestiones de impacto para tu negocio. Si es necesario, troceando el indicador y midiendo parcialmente para generar dinámica y analizar tendencias. En la primera etapa es preferible la medición parcial que la falta de medición.

3.- Establece un periodo de análisis.

Este puede ser quincenal, mensual, bimensual… Es importante que te centres en qué periodo de análisis es el adecuado para tu negocio y no busques periodos estándar, porque no los hay.

4.- Contextualiza.

Un indicador no dice nada por sí mismo si no tiene un contexto. Como ejemplo, de nada sirve medir el número de oportunidades, si no evalúas la tasa de cierre para conocer más sobre la salud de tu funnel de ventas. Así que pon cada indicador en su contexto.

5.- Define quién y cómo analizará los datos.

Si vas a utilizar indicadores asegúrate de que se va a trabajar bien sobre ellos.

Necesitas una metodología de análisis y conversión de indicadores que justifique el tiempo, esfuerzo e inversión dedicado a la medición de indicadores.

6.- Crea estrategias de actuación para la consecución de objetivos concretos y medibles.

Orienta los indicadores a la acción: modelar escenarios, prever consecuencias… Sin el análisis de los datos y el diseño de estrategias los indicadores son solo números.

7.- Mide y compara.

Empieza a medir los indicadores que previamente has definido como relevantes para tu negocio. Genera un histórico mínimo de 6 meses a 1 año. Y luego, compara.

El objetivo es practicar la observación y el aprendizaje para detectar patrones y pautas que te ayuden a entender mejor tu negocio, a tus clientes y al mercado. Así podrás tomar decisiones acertadas para el éxito de tu empresa.

 

 

5 pasos para empezar tu proyecto de planificación estratégica con el uso de indicadores

1.- Qué necesitas medir y qué puedes medir

Define los KPI’s o indicadores y crea un mapa en el que siempre estén vinculados a los objetivos a medio y corto plazo corporativos.

2.- Recolecta de datos

Es necesario generar un histórico para poder aprender y mejorar. Decide cómo vas a obtener y registrar los datos para los indicadores que te interesan. ¿Qué herramientas pueden ayudarte a obtener registros de interés? ERP, CRM, o en softwares tipo MES, MOM, GMAO así como a través de Google Analytics y Mailchimp o tu proveedor de listas de correo.

3.- Consolidado y data cleaning

Limpiar los datos de errores y duplicados es lento pero esencial para asegurar la fiabilidad de los datos.

4.- Visualización de Datos

Actualmente hay herramientas muy interesantes de visualización de datos. Es el caso, entre otras, de Infogram, Datawrapper, Piktochart, Chartblocks o Google Fusion Tablets.

5.- Análisis y toma de decisiones

Es el momento de analizar los datos para diseñar estrategias de actuación y tomar decisiones de interés para el negocio.

 

 

Tipos de indicadores que utilizan los negocios de éxito

Cómo categorizar los indicadores depende de cada empresa. Es importante tener en cuenta cuestiones como el tamaño, nivel de madurez estratégica, número de indicadores ya en funcionamiento o capacidad de análisis para decidir estos.

Básicamente existen dos tipos de indicadores: los reactivos y los proactivos. No necesariamente tienes que utilizar estos. Pero puede ayudarte a definir los adecuados para tu negocio conocer los tipos de indicadores más usuales.

Indicadores Lagging o Indicadores Reactivos.

Son aquellos que miden los resultados y sucesos pasados. Aportan información relevante para diseñar acciones correctoras y/o de control.

Ejemplos de indicadores reactivos: entre otros los que miden ventas, margen de ganancia, datos de contratación y costes.

Indicadores Leading o Indicadores Proactivos

Son aquellos que nos dan información acerca de resultados futuro, es decir, los que nos permiten hacer previsiones. Son usados para valorar la efectividad de los sistemas de Gestión.

Algunos ejemplos: los indicadores que miden oportunidades, ofertas, tasas de cierre, el ticket medio de cada cliente o el ticket medio de un proyecto, entre otros.

 

 

 

 

En este post hemos visto que es tan importante planificar qué vamos a medir y cómo vamos a medirlo como el propio uso de indicadores. Un correcto uso de indicadores te ayudará a tomar decisiones para poner en marcha acciones más exitosas.

Y tú, ¿cómo de importante crees que es el uso de indicadores a la hora de diseñar tu estrategia de éxito?

¡No dudes en dejar un comentario con tu respuesta!