Principios de 2021, y como cada año, la mayor parte de la población compartimos propósito: mejorar nuestro rendimiento (bien sea académico, laboral o el más popular… físico).

Pero en este post te hemos venido a hablar de tu fábrica: lo que queremos es ayudarte a mejorar el rendimiento en ella. Por eso, te proponemos poner cuanto antes tu equipamiento neumático a punto para que el rendimiento de tu producción solo haga que incrementarse durante el resto del año.

 

 

Los problemas, cuanto antes los resolvamos, mejor

 

Y para resolverlos, ¡primero hay que descubrirlos!

 

Es por eso que llevamos nuestro coche periódicamente al taller o nos realizamos la revisión anual en el dentista: supone mucho menos gasto y tiene una solución más sencilla cambiar un manguito desgastado antes de que se rompa o empastar la caries cuando acaba de aparecer.

De la misma manera, por ejemplo, en el caso de un compresor, la acumulación constante de suciedad por la aspiración del equipo y la degradación del aceite podría estropear algunas de sus piezas y acortar la vida útil de nuestra máquina, lo que queremos evitar a toda costa.

En conclusión, la finalidad del mantenimiento de nuestro compresor es garantizar el correcto funcionamiento de cada una de las máquinas de nuestra planta industrial, tanto para conseguir su optimización inmediata, como para prevenir posibles fallos futuros.

 

 

Si aún no sabes cuál es el tipo de mantenimiento que necesitas…

 

Los compresores, secadores, bombas de vacío, generadores de gases e instalaciones evolucionan constantemente, haciéndose cada vez más sofisticados, exigiendo una mejora continua en los procesos de mantenimiento y un trabajo más riguroso por parte del gestor de mantenimiento.

A la hora de realizar el mantenimiento en tus instalaciones, podemos hacerlo de diferentes formas:

 

    • Mantenimiento predictivo: tiene como objetivo prever cuándo una avería está a punto de producirse. Para ello, se basa en la constante supervisión y análisis de tendencias del equipo en funcionamiento por sistemas de telemetría conectadas al equipo y en comunicación con nuestro servidor de forma remota. También en la previsión de averías, usando técnicas avanzadas como análisis de vibración, análisis de aceite, acústico, pruebas de infrarrojos o imagen térmica.
    • Mantenimiento preventivo: ocurre de modo cíclico y programado, independiente de la condición del equipo y con el objetivo de evitar averías y minimizar las consecuencias de colapsos de elementos de desgaste. La frecuencia es definida por el gestor de mantenimiento con base en una valoración de la vida útil del equipo y en las recomendaciones del fabricante. Ejemplos de acciones de mantenimiento preventivo incluyen revisiones inspecciones superficiales y limpieza o revisiones periódicas con sustitución de componentes y lubricantes.
    • Mantenimiento correctivo o reactivo: que consiste básicamente en reparar o sustituir el elemento causante de una avería cuando ésta se produce en un equipo. ¡Este tipo de mantenimiento lo debemos evitar! Ya que aplicado en equipos de prioridad media o alta conducirá a paradas inesperadas y, probablemente, elevados costes de reparación.

 

Desde Team Industrial opinamos que la mejor estrategia es tener un plan que incorpore los diferentes tipos de mantenimiento -destacando los dos primeros- según lo que sea más apropiado para cada tipo de equipo, en función a su valor y prioridad y teniendo en cuenta las posibilidades de inversión de su empresa.

 

 

Nuestra intención es que nunca pare el movimiento en tu fábrica, por eso apostamos por los mantenimientos preventivos y predictivos de tus compresores y otros equipos neumáticos; estos son algunos de sus beneficio

 

Nuestra intención es que nunca pare el movimiento en tu fábrica, por eso apostamos por los mantenimientos preventivos y predictivos de tus compresores y otros equipos neumáticos; estos son algunos de sus beneficios:

    • Reducción de las paradas imprevistas y aumento de la eficiencia (OEE): Estos mantenimientos evitan las paradas no programadas, aumentando el uptime y la disponibilidad de los equipos. 
    • Más fiabilidad de las máquinas: El mantenimiento preventivo hace que los equipos sean más fiables: funcionan correctamente durante más tiempo y tienen una vida útil más larga. La fiabilidad permite hacer previsiones más realistas sobre el funcionamiento de la empresa, la capacidad productiva y los ingresos.
    • Reducción de los costes de mantenimiento correctivo: El mayor coste de una planta de producción es no poder sacar su producción por paradas imprevistas de sus máquinas productivas. las roturas de piezas suelen afectar a piezas vecinas de la dañada y hace que los costes se multipliquen, además los costes por trasporte urgente se disparan.
    • Más seguridad: El mantenimiento preventivo y las revisiones periódicas detectan el desgaste de las piezas y mantienen el equipo en condiciones óptimas. Esto ofrece más seguridad a todas las personas que están en contacto con la máquina, tanto trabajadores como clientes.

 

 

Inversión en mantenimientos = ahorro

 

Los costes de mantenimiento en un compresor son bajos en relación con otros gastos, normalmente equivalen únicamente del 5 al 10% de los costes asociados al uso del aire comprimido, el 10% representa la adquisición del compresor y el 75% representa el consumo energético del propio compresor.

Estos costes pueden verse incluso más reducidos con la ayuda de una buena planificación. El mantenimiento preventivo y predictivo de un compresor y resto de componentes neumáticos es la forma de minimizar, e incluso evitar, el tiempo de inactividad de los equipos: reducirá las posibilidades de tener que gastar en reparaciones importantes inesperadas y permitirá anticipar costes y prolongar la vida de la máquina. También se beneficiará de una mayor eficiencia operativa y un menor coste de energía a lo largo del tiempo. Todo ello implica ahorro de costes.

Además, desde Team Industrial, al ser distribuidores autorizados de Atlas Copco, nuestro servicio posventa se encarga de proveer de piezas de repuesto originales, por lo que la máquina mantendrá un alto nivel operativo y existirá la posibilidad de introducir modificaciones basadas en los últimos avances durante su vida útil.

Por último añadir que la utilización de sistemas electrónicos de diagnóstico permite monitorizar mejor los compresores y sustituir los componentes sólo cuando sea necesario. Además, las piezas se pueden cambiar con tiempo suficiente, evitando así posibles averías y paradas innecesarias.

 

 

 

 

 

¡En Team Industrial queremos evitar cualquier tipo de parada! Por eso, te ofrecemos revisiones predictivas y preventivas, que puedes solicitar de manera puntual o mediante contratos y convenios de mantenimiento.

Y por si algo falla, disponemos de un Servicio de Asistencia Técnica propio, destinado a mantener en perfecto estado de funcionamiento todo tu equipamiento neumático, minimizando las paradas no planificadas y ayudándote a optimizar tu producción.

Nos ajustamos a tus necesidades, así que… ¿a qué esperas para crear tu propio plan de servicio?

¡Conecta con nosotros!